Cargando...

NUEVENOVENOS · EQUIPO

NIKANOR YA NOS CONOCE, ¿Y TÚ?, EVA · DANIEL · MARCOS, CARMEN · QUIQUE · YERAY, NO TENEMOS UN NOMBRE, TENEMOS SEIS

EVA DANIEL MARCOS CARMEN QUIQUE YERAY

Nikanor es el gato de Nuevenovenos. Cuando nos reunimos, ¡upa! Ya está subido al regazo de cualquiera. A él le encanta que nos pongamos a hablar de nuestras cosas. Es un pillo: sabe que, entre una idea y otra idea, le acariciamos. Y entonces le da por ronronear. Ninguno de los seis que formamos Nuevenovenos sabemos ronronear. Pero cada uno de nosotros sabemos lo que cada uno sabemos hacer mejor. Por eso somos un equipo con seis nombres.

DIRECTORA DE TEATRO · DRAMATURGA · GUIONISTA · ACTRIZ

EVA REDONDO

Firmaría un decreto para que en la Tierra siempre fuese verano., Cuando escucha a los Guns se vuelve tarumba perdida., Adora a Sinisterra. Ella le llama José., Lo da todo cuando desafina en los karaokes., El cocido es lo único que le gusta del invierno., Los batidos de pera son su perdición., Nació en Salamanca y una vez salió con un tuno., Su siesta es imperdonable. Aunque viniera el apocalipsis., Odia las mundanzas pero le encanta cambiar de casa., Suele andar por Lavapiés. Es su barrio preferido., Se moriría si no pudiera hacer teatro., Las pelis de Ulrich Seidl la dejan en shock., Su abuela se llama Dora. Y Eva la adora., Teme a la oscuridad más que a un tigre de bengala., Lo primero que hace al levantarse es tomarse dos cafés., Viajar a África es una de sus asignaturas pendientes.

DIRECTOR DE CINE · MÚSICO

DANIEL RAMÍREZ

No se peina ni para ir a visitar a su suegra., Viajó a Laponia en invierno con una tienda de campaña., Prepara unos gazpachos casi como los de su madre., Le fascinan los versos y las películas de Pasolini., No le oirás decir usted en una reunión ni le verás usar corbata en una boda., La gente le dice que no parece andaluz. Él no se lo explica., Ser médico le obliga a tener los pies en la tierra. Un poquito., Desayunaría salchichas. Comería salchichas. Cenaría salchichas., Es de esos tíos que tienen tres sobrinos la mar de divertidos., Nunca se cansará de perderse por las calles de Sevilla., Con lluvia va sin paraguas. Con sol va sin zapatos., Echa de menos aquellos viajes de mochilero por Europa., Confunde los colores. Todos. Sin excepción., Cree en los espíritus. Pero solo en los de equipo., No vendería su piano ni por todo el oro del mundo., Era el raro del colegio. Hoy sigue empeñado en llegar a ser normal.

DIRECTOR DE CINE

MARCOS VILARIñO

Tiene una facilidad enorme para hacer juegos de palabras., Sabe de cine. Por eso prefiere el cine francés., Puede beberse mil litros de agua al día. Sin gas. Y sin hielo., Tiene mente gallega y cuerpo malasañero., Una vez alguien oyó que Marcos dijo que todo iba a salir bien., Como le gustan los sonidos de la primavera siempre va al Primavera Sound., Se tira horas para elegir una peli. Al final siempre escoge la más rara., No cambiaría las milanesas de su madre ni por una cena en el Bulli., Ha decidido ser una de esas personas decididamente indecisas., Puede pasarse las horas muertas fuchicando en internet., Su edredón es una de las cosas que más aprecia. Se vestiría con él., Recordará siempre la primera vez que leyó a Vila-Matas., Si viaja a San Francisco dejaremos seguramente de verle por Madrid., No reconoce a Brad Pitt cuando se tiñe de moreno., Admira a su hermano Inacio aunque no se lo diga a nadie., Carveriano. Jarmuschiano. Whitmaniano. Un collage de buen sentido.

DIRECTORA DE TEATRO · DRAMATURGA · ACTRIZ

CARMEN SOLER

De nacimiento turolense y de sentimiento valenciá., La encontrarás si buscas a una mujer pegada a un cuaderno de notas., Sabe de Pinter incluso más que de patatas bravas., Sus pulmones contienen tanto oxígeno como teatro., No le importa en absoluto seguir creyendo en utopías., Desde su balcón en las Vistillas hay una de las mejores vistas de Madrid., Tiene un padre de los que no se encuentran por mucho que uno busque., Subida a su moto parece un antológico centauro., Posee ese don de la presencia escénica. Entre otros., Alta y delgada. Morena y salada. Como la canción., Nunca olvidará aquellos felices años que pasó en Edimburgo., A diario se hace un selfie con alguna moneda que encuentra por la calle., Es tan sanchopanzamente quijotesca como quijotescamente sanchopanziana., Cada verano se escapa con su novio a un rincón secreto y portugués., No hay cosa que más le satisfaga que cumplir con sus deberes., Cuando hay luna llena la verás saltando de alegría.

DRAMATURGO

QUIQUE BAZO

Puede deletrear Schimmelpfennig mientras le cambia el pañal a su hijo., Cuidado: si te acercas mucho a Quique te contagiará de ilusiones., Es tan trekkie que puede hacer el saludo vulcano con los dedos de sus pies., Hay dos cosas que le gustan de los hospitales: el parking y la puerta de salida., Le chiflan tanto las pizzas que a veces se las come crudas., Con Yeray forma un tándem dramatúrgico perféctico., Su hijo Mateo es el mejor personaje que será capaz de escribir., Viviría en Roma. Cualquier casa de la Via Giulia le basta y le sobra., Por los codos. Por las rodillas. Por los pies. Por el ombligo. Habla por todos lados., No entres en las librerías de teatro si no quieres encontrarte a Quique Bazo., Tiene la mala suerte de esos a los que la suerte siempre les pilla trabajando., Te lo ganas si le enumeras las diferencias entre un blaster y un disruptor., No le da vergüenza cantar a Vetusta Morla cuando va en el metro., Como dramaturgo defiende la máxima «Autor: plágiate a ti mismo»., En el decorado tinerfeño de Duggi transcurrió ese episodio piloto que fue su infancia., Su perro favorito es el semihundido que está en el Prado.

DRAMATURGO

YERAY BAZO

De los que hablan cuando hay de verdad algo de lo que hablar., Érase una vez un hombre a un libro pegado., Se licenció en Filosofía y en carnet tipo B., Le encantaría aprender a tocar la batería., Vaya donde vaya nunca olvida su bañador., Hay un Yeray precafé y otro postcafé. No intentes hablar con el primero., Una vez le picó una avispa muy arisca. Con lo cariñoso que es él., Hasta que dejó de vivir en Canarias creía que en invierno todos íbamos a la playa., Asegura que el marketing ha colonizado la inteligencia., Ha leído a Eurípides y a Sócrates y al resto de griegos esdrújulos., No le invites a arepas y micheladas si no quieres quedarte a dos velas., Es de esos hombres que sabe escuchar. Incluso antes de que empieces a hablarle., Cuando suena la Bersuit se pone a bailar como loco. Por dentro., Sus perros son lo más y él los adora (aunque esto sea lo de menos)., Es tan desmemoriado que olvida hasta lo que no le gusta., Para iniciar una conversación con él hay un truco: decir la palabra Houllebecq.